Ventajas de compensar las emisiones de CO2 de tu empresa

Ventajas de compensar las emisiones de CO2 de tu empresa

Ventajas de compensar las emisiones de CO2 de tu empresa 150 150 Climatetrade

Cada vez son más las empresas que buscan reducir su impacto ambiental y social

Medir las emisiones de CO2 se ha convertido en una tendencia en alza entre las principales empresas nacionales e internacionales para que su actividad sea neutra en carbono.

Recientemente, la junta de accionistas de Telefónica celebrada el pasado mes de junio compensó un total de 10 toneladas de CO2, el equivalente a la organización del evento. Además lo hizo a través de la plataforma española Climatetrade.

La realidad es que las empresas, bien sea por consumo energético o por el sistema de producción, generan gases contaminantes para la atmósfera prácticamente con cualquier actividad y, aunque resulta casi imposible el no contaminar, sí es posible minimizar ese impacto con una fórmula muy simple:

MEDIR, REDUCIR Y COMPENSAR

Las empresas empiezan a mostrar un fuerte compromiso contra los efectos del cambio climático y, aunque la huella de carbono es una cuestión medioambiental, no cabe duda de que también afecta a sostenibilidad de las empresas e incluso a la competitividad.

Pero, ¿Cuáles son los beneficios de compensar las emisiones de una empresa?

  • Ayudar a mitigar y adaptarse al cambio climático.
  • Al reducir las emisiones de la empresa, de los productos o de los eventos se reduce el impacto ambiental.
  • Ahorro de costes energéticos. 
  • Reducción de costes asociados al consumo de materias primas o de productos.
  • Actúa como elemento diferenciador ante la competencia.
  • Ayuda a mejorar la imagen de la empresa, es el indicador del grado de ecoeficiencia.
  • Prioridad en la concesión de contratos públicos.
  • Posibles incentivos fiscales.
  • Valor añadido para la empresa ante los consumidores cada vez más exigentes en la acción frente al cambio climático y ante los propios trabajadores.
  • Genera co- beneficios sociales, como generación de puestos de trabajo, mejoras en educación, salud o seguridad alimentaria.

Estas son solamente algunas de las ventajas que supone la compensación de emisiones. Existen muchas más, sin embargo, nuestro principal objetivo, tanto si se trata de una empresa o de una persona, debe ser apoyar a la lucha contra el cambio climático y evitar que los daños sean irreversibles.