Los dos últimos informes sobre la brecha de adaptación del Programa Ambiental de las Naciones Unidas (UNEP) ponen énfasis en las soluciones basadas en la naturaleza para mitigar el cambio climático. Entonces, ¿qué son las soluciones basadas en la naturaleza, y por qué los esfuerzos de adaptación se tienen que enfocar en ellas?

Informes sobre la brecha de adaptación del UNEP

En el informe de 2021 (2021 Adaptation Gap Report), el UNEP advierte que los eventos extremos que hemos vivenciado a lo largo del año indican una gran probabilidad de que las consecuencias climáticas  sean peores que las estimaciones, y recomienda un refuerzo en la ambición de las acciones de adaptación. “Más que nada, estos eventos enfatizan la necesidad urgente de descarbonizar la economía global de manera mucho más rápida que lo previsto por las contribuciones determinadas nacionalmente (NDCs). Esta es la única manera de evitar la intensificación de los riesgos climáticos y prevenir aún más crecimiento de la brecha de adaptación,” notan los autores.

Esta no es la primera vez que hablamos de la necesidad de actuar de manera más drástica contra el cambio climático. Pero lo interesante del informe del UNEP es su análisis de los tipos de soluciones que merecen más enfoque: las soluciones basadas en la naturaleza. De acuerdo con la Comisión Global de Adaptación, la inversión en la adaptación climática tiene un ratio beneficio-coste de entre 2:1 y 10:1, principalmente porque evita costes futuros. El UNEP identifica las soluciones basadas en la naturaleza como “una fuente de inversión con el potencial de reducir los riesgos y la vulnerabilidad climáticos, mientras que provee co-beneficios económicos, ambientales y de inclusión social”. Se estima que para cada dólar gastado en conservación del ecosistema (un tipo de solución basada en la naturaleza), se generan casi siete más en la economía dentro de cinco años.

¿Qué son las soluciones basadas en la naturaleza?

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) define las soluciones basadas en la naturaleza como “acciones para proteger, gerenciar de manera sostenible y restaurar ecosistemas naturales o modificados, que abordan retos societales de manera efectiva y adaptativa, mientras aportan beneficios para el bienestar humano y la biodiversidad”. Pueden ser divididas en cinco categorías: deforestación evitada, impacto de turberas, restauración de turberas, reforestación y cultivos de cobertura. En esencia, las soluciones basadas en la naturaleza promueven la resiliencia de los ecosistemas naturales.

nature-based solutions IUCN

La UICN ha desarrollado ocho principios para caracterizar las soluciones basadas en la naturaleza: deben adoptar las norma y los principios de conservación de la naturaleza; pueden ser implementados solos o de manera integrada con otras soluciones a retos sociales, como soluciones tecnológicas o de ingeniería; son determinadas por un contexto cultural y natural específico a su sitio de implementación, lo que incluye conocimientos tradicionales, locales y científicos; producen beneficios societales de manera justa y equitativa, promoviendo la transparencia y la participación; mantienen la diversidad biológica y cultural y la capacidad de los ecosistemas de evolucionar en el tiempo; son aplicadas a escala panorámica; reconocen y abordan el equilibro entre algunos beneficios económicos inmediatos para el desarrollo, y opciones futuras para la producción de la gama entera de servicios de ecosistema; y son una parte integral del diseño general de políticas, medidas o acciones para abordar un reto específico.

El potencial de las soluciones basadas en la naturaleza para combatir el cambio climático

De acuerdo con el Pacto Mundial de las Naciones Unidas, las soluciones basadas en la naturaleza tienen el potencial de mitigar entre 10 y 12 gigatoneladas de CO2 por año – más un un tercio de la mitigación climática rentable necesaria entre ahora y 2030 para limitar el calentamiento global por debajo de los 2°C.

Estas soluciones son particularmente interesantes en la lucha contra el cambio climático, ya que tienden a ser más baratas que soluciones tecnológicas como los paneles solares o los molinos de viento, y al mismo tiempo, cada proyecto aborda varios Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). “Las soluciones basadas en la naturaleza respaldan los Objetivos de Desarrollo Sostenible: apoyan servicios de ecosistema vitales, la biodiversidad, el acceso al agua dulce, el sustento digno, las dietas saludables y la seguridad alimentaria a partir de sistemas alimentarios sostenibles,” dice el Pacto Global. Por eso, su impacto positivo en el clima es profundo y durable.

Por esas razones, las soluciones basadas en la naturaleza se están convirtiendo muy rápido en el tipo de crédito de carbono preferido por las empresas que quieren ser neutras en carbono.

Proyectos basados en la naturaleza en ClimateTrade

Desde el principio de nuestro camino, hemos añadido proyectos de mitigación y créditos de carbono basados en la conservación de ecosistemas a nuestro marketplace.

En este momento, el marketplace de ClimateTrade tiene 11 proyectos basados en la naturaleza, incluso el piloto del proyecto Hemp Carbon Removal en España, una colaboración entre ClimateTrade y made in Hemp.

Además, nuestra plataforma descentralizada, resuelve las barreras que impiden alcanzar el potencial de estas soluciones, su potencial para  escala debido a varios obstáculos conceptuales y técnicos como la falta de consenso sobre cómo tratar la propiedad del carbono secuestrado, dar claridad sobre las normas y la certificación bajo un organismo internacional de normas comúnmente aceptados, superar la falta de confianza tras años de exceso de oferta de créditos de carbono pero a precios muy bajos que no ayudaban a sobrevivir a las comunidades. 

En el marketplace de ClimateTrade, los desarrolladores de proyectos gestionan la venta y fijan el precio de sus créditos de carbono. Porque están conectados directamente a empresas que buscan la compensación de su huella de carbono, sin intermediarios tradicionales como son los brokers, mantienen el control sobre el proceso entero. Al mismo tiempo, la trazabilidad del blockchain garantiza que los fondos para la compensación de carbono generen beneficios reales para los proyectos basados en la naturaleza.