La COP27 está ocurriendo ahora en Egipto y ClimateTrade está participando activamente en los debates sobre el futuro sostenible de nuestro planeta.

En un panel de la Zona de Innovación (Innovation Zone) sobre la integridad de los mercados de carbono, organizado por Climate Action en el marco del Foro de Innovación Sostenible (Sustainable Innovation Forum o SIF), nuestro CEO Francisco Benedito compartió el escenario con otros actores clave del ecosistema. Allí, explicó el papel de la tecnología blockchain en el apoyo a la transparencia del mercado.

“El mercado de carbono no se trata de carbono: se trata de generar impacto. Y la blockchain es solo tecnología: necesita datos de impacto de calidad para funcionar de manera eficiente. Los datos del Internet de las cosas (IoT), los sensores o incluso los drones pueden ayudar a monitorear el impacto climático de la generación de créditos de carbono. Pero lo mejor de la blockchain es que permite la conectividad con todas estas fuentes de datos y almacena esta información en un ledger inmutable que permite la comunicación y la transparencia en tiempo real”, señaló Benedito.

Leer más:

Obstáculos para la adopción del mercado de carbono

El mercado de los créditos de carbono comenzó hace dos décadas con la implementación del Protocolo de Kioto, pero la compensación voluntaria tardó mucho en alcanzar cierto impulso: su valor se estima en alrededor de US$ 2 mil millones en 2022. Cuando se les preguntó qué había causado este retraso, los panelistas compartieron una variedad de opiniones.

La Dra. Suzi Kerr, vicepresidenta sénior y economista en jefe del Environmental Defense Fund, cree que es una cuestión de instituciones: el carbono no es algo palpable, es algo en lo que la gente debe creer, de la misma manera que el dinero también es algo imaginario en que todos creen. Todavía no hemos creado las instituciones para hacer que el carbono sea tan creíble como lo es el dinero”, dijo.

Mientras tanto, varios otros ponentes coincidieron en que la falta de estandarización del mercado era su mayor obstáculo. «La calidad y el precio de las compensaciones de carbono actualmente no están claros, pero la blockchain puede brindar esta transparencia y confianza para ayudar a desarrollar el mercado de manera más rápida y económica», señaló Angelene Huang, directora ejecutiva y fundadora de Alliance for Impact.

Calidad de los créditos de carbono

Si bien admitió que la capacidad de rastrear los créditos una vez que se generan es clave para una adopción más amplia, el Dr. Spencer Meyer, director científico de NCX, enfatizó la necesidad de garantizar la calidad de los créditos de carbono en su fuente. “Necesitamos aprovechar la tecnología disponible hoy que no estaba disponible cuando los créditos de carbono se estaban desarrollando. El sistema de certificación tiene que evolucionar junto con la tecnología”.

Los panelistas también insistieron en la importancia de la rendición de cuentas, de saber exactamente quién es responsable de qué a lo largo de la cadena de suministro de créditos de carbono. “El que se preocupa por la calidad del crédito no es el comprador, al final somos todos. La sociedad civil y los gobiernos como nuestros representantes tienen que determinar la calidad de esos créditos. Necesitamos pensar en el sistema como un todo y definir nuevos modelos radicales”, dijo la Dra. Kerr.

Fijación de precios y equidad de los bonos de carbono

El moderador del panel, Satya S. Tripathi, Secretario General de la Alianza Global para un Planeta Sostenible, pasó a discutir la amplia variedad de precios de los créditos de carbono en el mercado voluntario y la cuestión de la equidad dentro de este modelo de fijación de precios.

Algunos ponentes señalaron que todas las cadenas de suministro tienen varias capas de valor, lo que significa que el productor de cualquier artículo obtiene solo un porcentaje de su precio final debido a los costos de distribución, envío o incluso comercialización, y que los créditos de carbono no son una excepción.

Pero otros pidieron reglas y regulaciones sistemáticas para mejorar y estandarizar los precios y garantizar que quienes generan créditos de carbono obtengan una compensación justa. “El precio no ha reflejado la calidad en el pasado, debe ser significativamente más alto para crear un cambio significativo. Lo último que queremos es que el mercado del carbono se convierta en la próxima industria extractiva”, subrayó la Dra. Meyer.

Benedito señaló que el marketplace blockchain de ClimateTrade permite a los desarrolladores de proyectos establecer el precio de los créditos de carbono que están vendiendo, para evitar demasiada especulación y que los intermediarios aumenten los precios. “El precio tiene que ver con la calidad del proyecto, pero también con muchos aspectos intangibles que deben tenerse en cuenta”, agregó.

Al final, todos los ponentes coincidieron en la importancia de la interacción entre la equidad y el precio para que el mercado de carbono esté a la altura de su ambición de mitigar realmente el cambio climático.