El fútbol deja más que las huellas de los jugadores en el campo: las emisiones de carbono de los partidos, de los viajes y del merchandising son considerables y deben abordarse.

El cambio climático está causando trastornos en todo el mundo, incluso en los deportes. Las olas de calor extremo pueden afectar la capacidad de rendimiento de los atletas, las lluvias torrenciales pueden inundar los estadios y la mala calidad del aire puede causar daños a la salud de los jugadores y aficionados.

Con el World Football Summit se acercando y el Mundial de Fútbol no muy lejos, ahora es el momento perfecto para analizar la huella de carbono asociada con este deporte y qué se puede hacer para reducirla.

Cálculo de la huella de carbono del fútbol

Se estima que la Copa Mundial de Rusia 2018 emitió 2,16 millones de toneladas de gases de efecto invernadero, ¡lo que equivale a más de 465 000 automóviles en las carreteras durante todo un año! Para llegar a este número, los expertos utilizaron la metodología del GHG Protocol y sus tres alcances. Tuvieron en cuenta la construcción de las instalaciones del evento, los viajes de los aficionados hacia y desde los lugares, la energía utilizada para la iluminación, la calefacción, la refrigeración y la cocina durante el evento, así como las emisiones asociadas con la fabricación de mercancías.

La Copa del Mundo es definitivamente el evento más grande del sector y, afortunadamente para el planeta, solo se lleva a cabo cada cuatro años, pero el fútbol en sí nunca para. Solo la Premier League de Inglaterra consta de 38 partidos por temporada, y la UEFA Champions League organiza 125 partidos cada año.

En 2017, la Universidad de Essex calculó el total de emisiones de GEI del transporte hacia y desde los estadios para los partidos de fútbol de nivel 3 en la temporada 2012/13, que se estimó en 56 237 toneladas de CO2e. Y cuanto más grande es el juego, mayor es su huella de carbono, ya que los seguidores tienden a viajar más lejos para los partidos importantes.

Para calcular sus emisiones, los clubes de fútbol deben contar no solo el transporte hacia y desde los partidos, sino también todos los materiales comprados para los jugadores, los viajes de negocios e incluso las emisiones asociadas con la producción de merchandising para vender a los aficionados. Esto implica mapear todas las actividades, compras y ventas del club.

Acción climática en el fútbol

El fútbol es el deporte más popular del mundo y uno de los más lucrativos, con un valor de mercado de alrededor de 1,3 billones de dólares estadounidenses en 2019. Como tal, tiene el potencial de unir a las personas e impulsar el cambio cultural de una forma que pocas otras actividades pueden lograr. Es hora de hacer un buen uso de esta popularidad y capital, educando a los aficionados del fútbol sobre el cambio climático e implementando soluciones innovadoras.

Por ejemplo, los organizadores de la Copa del Mundo de Qatar 2022 prometieron albergar el primer Mundial neutro en carbono, con medidas de mitigación que incluyen la construcción de un estadio reutilizable a partir de contenedores, la instalación de aire acondicionado del estadio con energía solar y el cultivo de árboles regados con aguas residuales tratadas para absorber las emisiones de CO2 de la atmósfera. Estas medidas son bienvenidas, considerando que Qatar ha construido siete nuevos estadios, una ciudad completamente nueva y más de 100 nuevos hoteles y carreteras para el evento, elevando su huella de carbono a un estimado de 3,6 millones de toneladas.

Los clubes de fútbol también deben calcular y reducir su huella, compensar lo que no pueden reducir y hablar con los aficionados sobre cómo lo hicieron. Los atletas deben convertirse en modelos a seguir, haciendo presión por la acción climática y predicando con el ejemplo.

Por ejemplo, Forest Green Rovers en Inglaterra es el primer club en comprometerse con el cero neto: actualmente están construyendo un estadio cero neto con 500 árboles y varias estaciones de carga de vehículos eléctricos. Varios otros clubes se han adherido al marco Deportes para la Acción Climática de la ONU, con diferentes compromisos.

Cómo ClimateTrade puede apoyar la descarbonización del fútbol

ClimateTrade es un partner establecido de neutralidad de carbono para eventos deportivos: apoyamos al Torneo de Tenis BBVA Open Internacional Valencia en el cálculo y la compensación de sus emisiones, y también compensaremos las emisiones del World Football Summit en Sevilla los días 28 y 29 de septiembre.

El marketplace de ClimateTrade reúne más de 60 proyectos internacionales de mitigación de carbono en una plataforma blockchain, lo que hace que la compensación de carbono sea transparente y rastreable. Los proyectos incluyen energía renovable, reforestación, conservación de ecosistemas, apoyo comunitario y más. Todos están certificados por estándares reconocidos y alineados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, lo que garantiza un impacto real en la lucha contra el cambio climático.

La API de ClimateTrade también se puede utilizar en estadios o puntos de venta para permitir que los seguidores compensen su huella de carbono al comprar boletos y brindarles información sobre proyectos específicos y su impacto ambiental y social.

Para obtener más información sobre lo que puede hacer ClimateTrade para apoyar el fútbol neutral en carbono, contáctanos.