Cuando se trata de combatir el cambio climático, las mujeres son una parte clave de la solución. En este artículo, exploramos la importancia de la igualdad de género para la acción climática.

El 8 de marzo es el Día Internacional de la Mujer, y a lo largo del mes, muchas organizaciones se enfocan en el apoyo a la mujer, de diversas formas. Para las Naciones Unidas, marzo es el mes del Objetivo de Desarrollo Sostenible 5 (ODS 5), sobre igualdad de género.

Mientras se han conseguido algunos avances en los últimos años, aún estamos muy lejos de la igualdad de género: alrededor del mundo, las mujeres aún ganan 24% menos que los hombres, y ningún país ha conseguido cerrar esta brecha hasta ahora. A nivel global, 750 millones de mujeres fueron casadas antes de los 18 años, y en 18 países, los maridos tienen el poder legal de impedir a sus esposas de trabajar.

La vulnerabilidad de las mujeres frente al cambio climático

La pandemia de la Covid-19 ha empeorado las desigualdades de género: nuevas previsiones de UN Women, UNDP y el Pardee Center for International Futures sobre la pobreza mundial estiman que globalmente, 388 millones de mujeres y niñas vivirán en pobreza extrema en 2022 (comparado con 372 millones de hombres y niños). De acuerdo con esta previsión, 83,7% de las mujeres y niñas en pobreza extrema en el mundo se encuentran en sólo dos regiones: África Sub-Sahariana (62,8%) y Asia Central y del Sur (20,9%).

Más mujeres que hombres viven en pobreza extrema al día de hoy, y como tal, se ven desproporcionadamente afectadas por los impactos del cambio climático. Pero también son una parte clave de la solución, por lo que cualquier esfuerzo de mitigación del cambio climático debe también abordar retos de igualdad de género.

Mujeres y agricultura

La agricultura está al centro de la crisis climática por dos razones: los efectos del calentamiento global están amenazando la seguridad alimentaria global, y al mismo tiempo, prácticas agrícolas más sostenibles son una de las soluciones al cambio climático. Por ejemplo, el último informe del IPCC sobre la adaptación y mitigación al cambio climático destacó la agroforestería como una manera resiliente de cultivar comida y al mismo tiempo dar hábitat para la vida salvaje.

A nivel global, las mujeres representan solo 13% de los propietarios de tierra, aunque sean 43% de la mano de obra del sector agrícola. En los países menos desarrollados, 64,3% de las mujeres estaban empleadas en el sector en 2015. Según la UN Food and Agriculture Organization, si las mujeres tuvieran el mismo acceso a los recursos productivos que los hombres, podrían aumentar la producción de sus haciendas por 20-30%, levantando la producción agrícola total de los países en desarrollo por un 4% y aportando soluciones a los retos de seguridad alimentaria.

Las finanzas climáticas atentas a la igualdad de género

Existen cada vez más pruebas de que la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres traería mejores retornos para el crecimiento económico y el desarrollo sostenible. Está claro que la incorporación de criterios de género en los mecanismos y en las estrategias de finanzas climáticas los haría más eficientes.

Pero las mujeres aún no tienen un acceso adecuado a los fondos y otros recursos necesarios para adaptarse al cambio climático: 9 de 10 países en el mundo tienen por lo menos una ley que impide el acceso de las mujeres a oportunidades económicas, incluso el acceso al crédito.

La verdad es que las consideraciones de género sólo se incluyeron en la colaboración climática en los últimos años: hasta 2008, no había ninguna mención al género en las negociaciones climáticas de las Naciones Unidas. Hoy en día, los mecanismos de financiación climática están empezando a incluir criterios relacionados a la igualdad de género en su evaluación de proyectos. Por ejemplo, el Green Climate Fund, una entidad de financiación enfocada en la mitigación y la adaptación al cambio climático, adoptó su política de género en 2015. Esta dice que una evaluación social y de género debe estar incluida en todas las propuestas de financiamiento, y que un plan de acción alrededor de la inclusión social y de género debe ser desarrollado para cada proyecto.

Mira este video de la UNFCCC para saber más sobre las finanzas climáticas atentas a la igualdad de género, y sus beneficios para mujeres y hombres.

Proyectos de ClimateTrade enfocados en la igualdad de género

En el marketplace de ClimateTrade, los proyectos de mitigación climática están organizados por ODS, para que nuestros clientes puedan compensar sus emisiones de carbono y al mismo tiempo apoyar las causas más importantes para ellos. En este momento, tenemos 14 proyectos con particular enfoque en la igualdad de género (ODS 5): míralos aquí.