La gran mayoría de las instituciones financieras europeas no revelan si los riesgos climáticos y medioambientales tienen un impacto material en su perfil de riesgo, según denuncia el Banco Central Europeo.

Un nuevo informe del Banco Central Europeo (ECB) publicado este mes de marzo revela que la mayoría de los bancos en la zona euro no reportan de forma apropiada sus exposiciones a riesgos climáticos. La mitad de los bancos han reportado al ECB que están expuestas a tales riesgos, pero tres cuartos no indican si los factores climáticos y ambientales tienen un impacto material en su perfil de riesgo. “Esto demuestra que estas instituciones o no conocen el potencial impacto de los riesgos en su hoja de balance, o lo conocen pero no lo reportan de forma transparente,” dice el informe. Aun dentro de los bancos que revelan la materialidad de los riesgos, el ECB nota que la divulgación se quedan superficiales y “no demuestran la profundidad del análisis”. Ninguno de los 109 bancos supervisados por el ECB cumple sus expectativas de divulgación de riesgos climáticos.

‘Los bancos pueden y deben hacer mucho más’

Para el ECB, no existe justificación por esta falta de transparencia, particularmente en el contexto actual de creciente estandarización de la medición de riesgos climáticos, gracias a iniciativas como la Task force on Climate-Related Financial Disclosures (TCFD). “La rapidez con la cual las regulaciones y las métricas se están desarrollando en este espacio no dejan lugar a dudas: abordar los riesgos climáticos y ambientales, y publicar divulgaciones de calidad, no es opcional. Los bancos pueden y deben hacer mucho más para mejorar la calidad de sus divulgaciones, y deben hacerlo rápidamente,” dijo Frank Elderson, miembro de la junta ejecutiva del ECB y vicepresidente de su junta supervisoria. 

El ECB está amenazando de utilizar “la selección completa de herramientas regulatorias a su disposición” para forzar a los bancos a cumplir estas expectativas.

Emisiones del alcance 3

Según el informe, casi el 60% de los bancos no divulgan como la transición o los riesgos físicos podrían afectar su estrategia, y solo la mitad publica indicadores clave de desempeño o de riesgo sobre el clima y el medio ambiente. Además, mientras la mayoría de los bancos están comprometidos a alinear su estrategia con los objetivos del Acuerdo de París, solo uno explica en detalle cómo piensa hacerlo.

Las emisiones del alcance 3, provenientes de las operaciones de los clientes que los bancos financian a través de préstamos u otras herramientas financieras, son por mucho la mayor parte de la huella de carbono de los bancos, representando un 93% de sus emisiones totales de los alcances 1, 2 y 3. Sin embargo, sólo 15% de los bancos las divulga, ignorando la Guía sobre los riesgos ambientales y climáticos del ECB, así como el Greenhouse Gas Protocol.

El informe indica algunas mejoras con respecto a la evaluación anterior más reciente en el pasado año 2020, pero está claro que mucho más tiene que ser hecho para que el sector financiero juegue su papel en la lucha contra el cambio climático.

ESG en la gestión de los activos inmobiliarios

Algunas tendencias del mercado están mejorando el desempeño ambiental de los bancos. Ahora el cálculo de las emisiones de los edificios se está haciendo más fácil: por ejemplo, ClimateTrade ofrece una calculadora de la huella de carbono para el sector inmobiliario.

El resultado de esta mejora es que un ‘descuento marrón’ se está aplicando a los bienes raíces que no se vuelvan más ecológicos. Esta presión está llegando primero a Europa y al Reino Unido. Se menciona un caso donde en el año 2020 un edificio en el Reino Unido se valoró en un cierto nivel, y luego en 2021 cuando se tuvieron en cuenta los costos de transición al cero neto en carbono, el precio se redujo en un 30%. Esto se comparó después con el aumento general en el valor del edificio gracias al valor añadido neto cero en carbono del 5% al ​​12%, lo que se conoce como ‘prima ecológica’.

Con el tiempo, esta tendencia promete reducir la cantidad de préstamos e inversiones inmobiliarias para edificios con mal desempeño ambiental, disminuyendo la huella de carbono del alcance 3 de las instituciones financieras.

Los bancos que toman acción climática

A pesar de los resultados del informe, algunas instituciones financieras han empezado a tomar acción para compensar sus emisiones operacionales: en España, ClimateTrade está ayudando Banco Santander, Banco Sabadell y otras instituciones financieras a calcular y compensar sus emisiones a través de la contribución a proyectos de mitigación climática que también ayudan a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Porque nuestra plataforma está basada en tecnología blockchain, todas las transacciones y los créditos de carbono son trazables, lo que hace la divulgación y el reporte más fácil y transparente.

También tenemos una alianza con la consultoría de riesgos N World Azentua para aconsejar a las instituciones financieras sobre la acción ambiental. Para saber más sobre lo que ClimateTrade puede hacer para el sector financiero, entra en contacto con nuestros expertos.