¿Qué diferencia hay entre el mercado obligatorio y el mercado voluntario de créditos de carbono?

Como su nombre indica, el mercado obligatorio es utilizado por empresas y gobiernos que, por mandato legal, deben de compensar sus emisiones.

Los países adheridos a estos mercados son aquellos que aceptaron y adoptaron los límites de emisiones establecidos en el Marco de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. (CMNUCC)

Por su parte, el mercado voluntario de créditos de carbono funciona ajeno a los mercados de cumplimiento pero en paralelo y, permiten a las empresas privadas y a particulares adquirir compensaciones de carbono de manera voluntaria.

¿Quién regula el mercado obligatorio de créditos de carbono?

Este mercado está regulado mediante planes de reducción del carbono a nivel internacional, regional y subnacional, como el Mecanismo de Desarrollo Limpio regulado por el Protocolo de Kyoto, el Plan de Comercio de Emisiones de la Unión Europea (EU-ETS) y el Mercado de Carbono de California.

Cada tonelada de CO2 se mide en bonos de carbono o CERs (Certificado de reducción de emisiones). Estos bonos o CERs se generan en la etapa de ejecución del proyecto; y se extienden una vez acreditada dicha reducción.

Los proyectos que deseen ofrecer CER en el mercado tendrán que conseguir que sus reducciones de emisiones sean validadas por Entidades Operacionales Designadas (validadores y verificadores) y registradas por la Junta Ejecutiva del MDL para garantizar que se consigan reducciones de emisiones reales y medibles.

¿Cómo funciona el mercado voluntario de créditos de carbono?

El principal objetivo para adquirir créditos de Reducción Verificada de las Emisiones de carbono (VERs), es el de neutralizar la huella de carbono, motivado principalmente por Responsabilidad Social Corporativa (RSC) y las relaciones públicas.

Otras razones son consideraciones tales como la certificación, la reputación y los beneficios ambientales y sociales.

Empresas y particulares pueden adquirir o comprar los créditos de carbono directamente de los proyectos, de las empresas o de los fondos de carbono. Sin embargo, al igual que en el mercado regulado, todos los VERs deben ser verificados por un tercero independiente y deben de desarrollarse y calcularse según alguno de los estándares VER existentes.

En definitiva, la principal diferencia es que un VER (mercado voluntario), a diferencia de los CERs (mercado obligatorio), no puede ser utilizado para cumplir con las obligaciones en el marco del régimen de cumplimiento del Protocolo de Kyoto. Sin embargo, un CER si puede ser aceptado por las entidades que deseen compensar voluntariamente sus emisiones.

Climatetrade opera dentro del mercado de compensación de emisiones voluntario como obligatorio. Contamos con un amplio portfolio de proyectos con créditos de todo tipo y un equipo profesional con gran experiencia en el sector.