Cuando se trata de elegir el proyecto perfecto para compensar tu huella de carbono, hay varios aspectos importantes a considerar, mas allá de las preferencias personales o empresariales.

Tu empresa ha decidido compensar su huella de carbono: has tomado el tiempo de identificar las fuentes de tus emisiones, calcularlas y categorizarlas según el Alcance 1 (emisiones propias), Alcance 2 (electricidad) y Alcance 3 (cadena de suministro). Has analizado los resultados y tomado medidas para reducir tu huella de carbono donde sea posible. Ahora es la hora de compensar el resto de tus emisiones de CO2 a través de la compra de créditos de carbono de un proyecto de mitigación climática. ¿Pero sabes como elegir los bonos de carbono adaptados para tu empresa?

¿Qué son los créditos o bonos de carbono?

Un crédito o bono de carbono es una unidad que representa una tonelada de CO2 equivalente absorbida o evitada en la atmósfera. Estos créditos son generados por diferentes tipos de proyectos sostenibles que absorben carbono o evitan su emisión a la atmósfera. Una vez generados y certificados por un tercero reconocido como el Carbon Development Mechanism (CDM), el Gold Standard o Verra, estos créditos pueden ser vendidos a empresas o individuales para la compensación de sus propias emisiones.

Diferentes tipos de bonos de carbono

Existen diferentes tipos de créditos de carbono, dependiendo del proyecto que los genera.

Energía renovable: Estos proyectos construyen centrales solares, eólicas o hidroeléctricas para la producción de electricidad cero carbono, reduciendo nuestra dependencia en combustibles fósiles y las emisiones de carbono asociadas a la generación de electricidad.

Floresta y conservación: Estos proyectos incluyen la reforestación (plantación de arboles en un area deforestado), forestación (plantación de arboles en un area que previamente no tenia ningún), y proyectos de conservación de ecosistemas (impidiendo la deforestación y preservando la biodiversidad). Estos proyectos a veces se les llaman de soluciones basadas en la naturaleza.

Waste to energy: En los proyectos de waste to energy (transformación de residuos en energía o biogas), los desarrolladores recogen los residuos de vertederos, comunidades o actividades agrícolas y capturan el metano que producen para generar electricidad. De esta forma, reducen la cantidad de metano emitido a la atmósfera y generan electricidad barata y sostenible.

Otros proyectos pueden incluir iniciativas de eficiencia energética que reducen la necesidad para los combustibles fósiles o proyectos comunitarios que introducen nuevas maneras de cocinar o de generar electricidad, reduciendo las emisiones de carbono y evitando la deforestación local.

¿Qué hace que un crédito de carbono sea ‘bueno’?

Considerando la urgencia de la crisis climática, todos los proyectos de compensación son ‘buenos’ en este momento. De una forma o otra, ellos permiten que las personas y las empresas midan y mitiguen su impacto climático, y dirigen los flujos financieros hacia proyectos que trabajan cada día para preservar el planeta.

Sin embargo, la falta de estandarización en este sector hace que no siempre esta claro lo que se debe buscar en seleccionar créditos de carbono, ni como medir el impacto de los proyectos que los generan. Como consecuencia, algunos bonos de carbono son considerados mas controvertidos que otros.

Estándares reconocidos globalmente

Es muy importante elegir un proyecto certificado por un estándar reconocido globalmente: al fin y al cabo, la garantía de calidad de un proyecto depende de su transparencia y de quién lo desarrolla. Los estándares siguen las mejores prácticas para asegurar el cumplimiento de estas expectativas.

Todos los proyectos listados en el marketplace de ClimateTrade están certificados por entidades reconocidas para dar a las empresas la comodidad de saber que los créditos que compran han sido verificados.

Artículos relacionados:

Adicionalidad y el Acuerdo de Paris

Uno de los elementos cualitativos introducidos por el Acuerdo de Paris para los proyectos de compensación de carbono es la noción de adicionalidad. En un articulo de marzo 2022 sobre este asunto, Gold Standard define la adicionalidad como “una cuestión de si una actividad que reduce las emisiones hubiera podido ser desarrollada sin el incentivo creado por la financiación del carbono – por el valor otorgado a las reducciones de emisiones a través de su representación en créditos de carbono (…) que pueden ser vendidos y usados por otras entidades”. Es decir, ¿el proyecto existiría sin el financiamiento que provee la compensación de carbono?

El principio de adicionalidad es lo que hace que los créditos provenientes de proyectos de energía renovable sean cada vez mas controvertidos: en muchos casos, la energía solar o eólica ya esta mas barata de producir que la que viene de combustibles fósiles, y la inversion privada en este sector es abundante. Por esa razón, los bonos de carbono de renovables están mas baratos que otros tipos de créditos, pero algunos expertos se preguntan si estos proyectos deberían realmente tener acceso a la financiación de carbono.

Medición de impacto

Mas allá de la adicionalidad, las personas y las empresas deben considerar el impacto de forma holística a la hora de elegir un proyecto para compensar su huella de carbono. Por ejemplo, ¿cuales son los beneficios del proyecto para la biodiversidad, o para la comunidad local? Una forma de medir este impacto es a través de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Estos 17 objetivos definidas por las Naciones Unidas están acompañados de un listado mucho mas largo de metas practicas asociadas a cada ODS. Estas metas facilitan la identificación de como un proyecto especifico contribuye a los ODS.

En el marketplace de ClimateTrade, es posible filtrar proyectos por ODS, lo que ayuda a las empresas a alinear sus actividades de compensación de carbono con los objetivos que les parecen mas importantes.

Trazabilidad de los créditos de carbono

Finalmente, el proyecto de compensación de carbono “correcto” dependerá también de las preferencias. Por ejemplo, algunas empresas prefieren proyectos ubicados cerca de sus operaciones, lo que les facilita el trabajo de demostrar impacto.

El elemento mas importante a considerar es la trazabilidad de los créditos de carbono. Es importante asegurarse de que el dinero que se gasta en compensación de carbono llegue realmente al proyecto elegido. Es por eso que ClimateTrade usa la tecnología blockchain, haciendo todas las transacciones transparentes y rastrables y apoyando la rendición de cuentas de las empresas.