No estás seguro de lo que es el Mecanismo de ajuste en fronteras de la UE? Te lo explicamos todo en este artículo.

En su intento por acelerar la descarbonización europea y cumplir con el objetivo de la UE de reducir las emisiones por el 55% comparado con los niveles de 1990 antes del 2030, la Comisión Europea ha propuesto varias medidas para incentivar a los productores a que contaminen menos y se mantengan en tierra UE. Una de ellas es el Carbon Border Adjustment Mechanism, o mecanismo de ajuste en fronteras, que impondría un arancel del carbono sobre los productos de electricidad, cemento, aluminio, fertilizante, hierro y acero importados desde fuera de la UE, permitiendo la competición en igualdad de condiciones para los productores europeos y evitando la “fuga de carbono”.

¿Cómo se marcaría el precio?

El precio del impuesto dependería de la cantidad de emisiones generadas por el producto y de la diferencia en el precio del carbono entre la UE y el país o la región de donde el producto vendría. Sería pagado por los importadores europeos de productos no-UE.

Inicialmente, la medida se enfoca en emisiones directas del proceso de producción (alcance 1), pero podría ser extendida a los alcances 2 y 3 después de un periodo de transición.

¿Cuándo se pondría en marcha?

El mecanismo de ajuste en fronteras se implementaría en 2026, después de una transición de tres años (aunque cambios propuestos recientemente avanzarían esta fecha a 2025). La implementación del mecanismo coincidiría con la eliminación gradual de los derechos gratuitos bajo el EU ETS, lo que empujará a las empresas contaminadoras europeas a reducir o compensar sus emisiones, ya que mudar su producción a otro lugar no les ahorraría el precio del carbono.

¿Quién serían los países más afectados?

Dentro de la UE, Bulgaria, Irlanda y Grecia son los países que más dependen de importes no europeos en los sectores incluidos en el mecanismo: si fuera implementado hoy, más de 50% de las importaciones de estos países serían sometidas al arancel. En Espana, esta cifra se situaría cerca de los 40%.

La investigación sugiere que la mayoría de los productos incluidos en el mecanismo de ajuste en fronteras vienen de Rusia, Turquía, Reino Unido y China. Países que tienen su propia tasa de carbono podrían ser parcialmente exentos del mecanismo, ya que los importadores deducirían del arancel europeo el impuesto sobre el carbono del país de origen. Estos incluyen el Reino Unido, China y Corea del Sur; sin embargo el nivel de exención dependería de la tasa de carbono del país y de los sectores cubiertos por ella.

¿Cómo ha reaccionado el mundo?

Varios países han criticado la propuesta de la UE, incluso Rusia, India, Brasil y China, y algunos han amenazado de denunciarla a la Organización Mundial del Comercio, lo que podría llevar a litigios. Algunos grupos industriales europeo han argumentado que la legislación socavaria la competitividad de las empresas europeas.

La propuesta fue anunciada en julio de 2021, y ahora el Parlamento Europeo la está debatiendo. Es interesante notar que los cambios propuestos harían el mecanismo de ajuste en fronteras más radical, con una fecha de implementación más pronta y más productos incluidos en el esquema. Ahora, la propuesta tiene que ser debatida entre los estados miembros.

¿Cómo te puede ayudar ClimateTrade?

Somos un marketplace climático basado en Europa y utilizando tecnología blockchain, y tenemos una fuerte conexión con el mercado europeo de carbono. Contacta a nuestro equipo si necesitas ayuda para entender cómo esta medida puede afectar a tu empresa.