Con la COP27 a la vuelta de la esquina y los eventos climáticos extremos que ya están causando caos en todo el mundo, las expectativas están en su punto máximo este año. Estos son los cinco avances que ClimateTrade espera del evento en Sharm el-Sheikh.

1. Plena aceptación del trabajo del ICVCM

El Consejo de Integridad para Mercados Voluntarios de Carbono (ICVCM por sus siglas en inglés) está haciendo un gran trabajo para reunir a todo el ecosistema de carbono y establecer pautas claras sobre la calidad de los créditos de carbono y el funcionamiento del mercado en general. No es un trabajo fácil, y el intento del Consejo de definir los Principios Básicos del Carbono (CCP, por sus siglas en inglés) ha encontrado resistencia, con ciertos actores del mercado, como Verra, señalando que el proceso que se está implementando para garantizar la calidad de los créditos de carbono sería «impracticable».

En ClimateTrade creemos firmemente en la necesidad de crear integridad en los mercados de carbono, y eso no será posible sin la participación de todos los participantes del mercado en iniciativas como la ICVCM. En respuesta a la declaración de Verra, nuestro cofundador y jefe de impacto, José Lindo, dijo a Carbon Pulse: “En mi opinión, nos estamos enfocando demasiado en el ‘cómo’, es decir, los procesos de integridad de carbono, y más bien deberíamos comenzar el debate desde el principio: ‘por qué’, es decir, el propósito al que sirven los CCP, y reflexionar sobre los requisitos legítimos expresados ​​por países, científicos, organizaciones ambientales, comunidades indígenas y, obviamente, actores voluntarios del mercado de carbono”.

Por esta razón, esperamos que la COP reafirme el papel de la ICVCM para ayudar a alinear el suministro de créditos de carbono con las expectativas de calidad y transparencia.

2. Definición final de las reglas del Artículo 6 del Acuerdo de París

El año pasado en Glasgow, los países aclararon algunas de las reglas del Artículo 6, la parte del Acuerdo de París que rige el funcionamiento del comercio de carbono entre países. Por ejemplo, se decidió que para evitar la doble contabilidad, el país donde se basa el proyecto de mitigación tiene el poder de decidir si los créditos deben destinarse a sus propias Contribuciones Determinadas a nivel Nacional (NDC, por sus siglas en inglés) o venderse internacionalmente, en cuyo caso sería listado como un crédito en sus registros. Las negociaciones también aclararon cuáles de los créditos generados bajo el Clean Development Mechanism (el antecesor del Acuerdo de París) podrían incorporarse al nuevo sistema y establecieron algunas reglas para gravar las transacciones de comercio de carbono.

Pero queda mucho por definir para que el artículo 6 sea operativo. En particular, esperamos que la conferencia de este año determine los mecanismos que regirán el uso de los Resultados de mitigación transferidos internacionalmente (ITMO), las unidades destinadas a ser utilizadas para el comercio internacional de emisiones entre las Partes del Acuerdo de París.

3. Regulación del registro de Contribuciones Nacionalmente Determinadas (NDC)

Igualmente, el sistema de cálculo y registro de las Contribuciones Nacionalmente Determinadas (NDC), las reducciones de emisiones que los países deciden lograr cada cinco años, actualmente no está regulado, lo que puede generar grandes variaciones en la ambición entre países. ClimateTrade espera que las negociaciones de la COP27 definan reglas sobre cómo se calculan, comunican y ajustan estas contribuciones.

4. Sin cambios en los signatarios del Acuerdo de París

El panorama geopolítico actual, en particular la guerra entre Ucrania y Rusia, podría poner en juego el futuro del Acuerdo de París. Como se vio con la retirada de los EE. UU. del acuerdo luego de la elección de Donald Trump, los gobiernos tienen el potencial de convertir en armas los objetivos de reducción de emisiones del mundo para lograr sus ambiciones políticas. Esperamos que la Conferencia de las Partes de este año no vea cambios en los signatarios del Acuerdo de París ni vacilación en sus compromisos.

5. Inclusión de la biodiversidad en los debates sobre el mercado del carbono

A medida que crece nuestra comprensión del cambio climático y madura la acción climática, se hace evidente que la protección de la biodiversidad debe ser parte de la ecuación del carbono. Este año será la 15ª edición de la Conferencia de Biodiversidad de la ONU, que hasta ahora se ha llevado a cabo junto con la conferencia sobre el cambio climático. Esperamos que la COP27 marque un punto de inflexión en la forma en que los países abordan estas dos áreas de sostenibilidad y un reconocimiento de que las dos están inextricablemente vinculadas. ClimateTrade ya está trabajando para proteger la biodiversidad de la misma manera que se compensa el carbono (a través de créditos voluntarios de biodiversidad) y creemos que el incipiente sistema de créditos de protección de la naturaleza podría aprender mucho del desarrollo de un mercado de carbono en funcionamiento.