Los Créditos de Biodiversidad Voluntarios impulsados por ClimateTrade y Terrasos el pasado mes de mayo están siendo reconocidos como herramienta para dirigir la financiación hacia la conservación de la naturaleza.

El Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés) publicó un documento informativo en septiembre, titulado ‘Créditos de biodiversidad: Desbloqueo de mercados financieros para resultados positivos para la naturaleza’. En ello, los autores recuerdan a los lectores la importancia de la conservación de la biodiversidad para el planeta, pero también para las empresas.

“Más de 1 millón de especies están en peligro de extinción, un tercio de la capa superior del suelo del mundo se ha degradado, los incendios forestales ahora son más extensos y destructivos que en cualquier otro momento de los últimos 10 000 años y el 50 % de los arrecifes de coral del mundo están destruidos. Dado que más de la mitad del PIB mundial depende de forma moderada o alta de la naturaleza y los servicios que brinda, esta pérdida de integridad y funcionalidad de la biodiversidad está socavando cada vez más nuestra economía, desarrollo, salud y estabilidad social”, dice el documento.

Si bien el WEF señala que las empresas deben hacer la transición hacia prácticas regenerativas para la protección de la naturaleza a largo plazo, reconoce que los créditos de biodiversidad son una oportunidad para «proteger los ecosistemas críticos de los que dependen las empresas y el mundo de puntos de inflexión irreversibles» durante esta transición.

Uno de los estudios de caso detallados en el documento gira en torno a los Créditos de Biodiversidad Voluntarios (CBV) lanzados por ClimateTrade y Terrasos en mayo de este año. Bajo la iniciativa, Terrasos puede vender VBC generados a partir de la conservación en el Banco de Hábitat Bosque de Niebla-El Globo de Colombia en el marketplace de ClimateTrade.

La tecnología Distributed Ledger (DLT) de ClimateTrade permite superar varios obstáculos conceptuales y técnicos en torno a la venta de los CBV, como la falta de consenso sobre cómo tratar la intervención o la responsabilidad en torno a la conservación de la naturaleza entre comunidades, ONG, gobiernos y empresas. También agrega claridad en torno a las reglas del Protocolo para la Emisión de Créditos Voluntarios de Biodiversidad (versión Beta) desarrollado en el contexto de la Alianza por los Bosques para superar la falta de confianza resultante de años de mala asignación del financiamiento de conservación de ecosistemas y bosques que va a la todopoderoso mercado voluntario de carbono.

Desde el lanzamiento de los CBV en mayo, se han vendido más de 100 créditos en el marketplace, y se puso a la venta un segundo proyecto de Banco de Hábitat, el de Tolima, también en Colombia, lo que indica un gran interés en esta forma de mitigación climática.Puedes obtener más información sobre el Proyecto del Banco de Hábitat del Bosque de Niebla y comprar Créditos de Biodiversidad Voluntarios en el marketplace de ClimateTrade.