La iniciativa Level(s) de la Comisión Europea introduce criterios ESG avanzados para una mejor valoración de los edificios nuevos y de los rehabilitados, especialmente pensados para acompañar las políticas de compra pública verde y de financiación sostenible del sector. 

Uno de los macro objetivos destacados es el homogeneizar el vocabulario alrededor de la sostenibilidad de los edificios, así como los métodos de cálculo de la huella de carbono de un edificio. Esta huella, que corresponde al potencial de contribución al calentamiento climático global, está medida en unidades de CO2 equivalentes por unidad de superficie interior, a efectos de poder evaluar planes de reducción o de neutralización de esas emisiones, a lo largo de un periodo largo de 50 años de referencia.

Homogeneización de los criterios ESG  

Esta iniciativa política aplica los principios de la economía circular y del análisis del ciclo de vida de los edificios, tanto residenciales como oficinas, tanto existentes como nuevos o en rehabilitación. 

No se trata de un sistema de certificación en sí mismo, sino que proporciona un marco limitado de parámetros que engloban los principales aspectos de la sostenibilidad de una construcción, con el fin de homogeneizar las metodologías de cálculo en sí mismas, y su posterior verificación o certificación por terceros.

El Instituto de Tecnología de la Construcción (ITeC) organizó una jornada informativa a la que ClimateTrade asistió el 23 de febrero de 2022, para conocer el sistema europeo Level(s) de indicadores de evaluación y media de la sostenibilidad de los edificios.

Huella de carbono de un edificio

El indicador de huella de carbono mide las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) asociadas al edificio en distintas fases a lo largo de su ciclo de vida. Por lo tanto, mide la aportación del edificio a las emisiones que contribuyen al calentamiento global de la Tierra y los efectos conexos sobre el cambio climático. 

Este indicador tiene en cuenta el ciclo de vida de la «cuna» (la extracción de las materias primas que se utilizan en la construcción del edificio) a la «tumba» (la deconstrucción del edificio y cómo abordar sus materiales de construcción, es decir, valorización, reutilización, reciclaje y eliminación).

En ocasiones, a este proceso se le denomina «evaluación de la huella de carbono» o «medición del carbono durante toda la vida». 

Leer más:

Compra pública verde

Los criterios ambientales ya se empiezan a incorporar a los procesos de contratación de las administraciones en Europa. Los indicadores básicos de sostenibilidad y medición de impactos del carbono, los materiales, el agua, la salud, la comodidad y el cambio climático a lo largo del ciclo de vida completo de un edificio, ya son criterios de compra pública y de evaluación de la cartera de edificios de los gestores públicos.

No se puede olvidar que los edificios de Europa son responsables de:

  • 1/2 de todos los materiales extraídos
  • 1/2 del consumo total de energía
  • 1/3 del consumo de agua
  • 1/3 de generación de residuos

Alianza del ITeC y ClimateTrade

El ITeC y ClimateTrade están desarrollando desde el año 2020 una solución digital innovadora que facilita el customer journey de los profesionales gestores de edificios residenciales y de oficinas, tanto públicos como privados. En concreto, dentro del entorno de project management del activo, tras obtener la huella de carbono en cualquiera de sus fases del ciclo de vida, en cualquier momento puede neutralizarla y compensarla, en todo o en parte, gracias a la conexión digital con el marketplace de ClimateTrade.

Esta innovación proporciona a las empresas constructoras, promotoras, real estate managers y Sociedades Anónimas Cotizadas de Inversión Inmobiliaria (SOCIMIs) un servicio avanzado y digital de compensación de las emisiones de CO2 calculadas por el software del ITeC, y aporta máximo rigor y trazabilidad en las transacciones y en las certificaciones Carbono Neutral.

Por tanto es un valor añadido para los responsables de compliance y RSC, pues les facilita la labor de semi-automatizar los informes no financieros obligatorios por ley.

Se trata pues de un salto de calidad en la digitalización del sector, al dotarlo de una mayor transparencia en materia de responsabilidad ambiental, social y de gobernanza para las empresas, en beneficio de sus grupos de interés.

¿Necesitas más información? Contacta a uno de nuestros expertos.

Artículo redactado por Francisco Martín, Head of Engineering e International Key Accounts Manager en ClimateTrade.