La transparencia, la fiabilidad y la colaboración son elementos esenciales de los Principios para la Fijación del Precio del Carbono desarrollados por la Cámara de Comercio Internacional (ICC) para apoyar la estrategia climática global. La tecnología blockchain fomenta estos tres aspectos.

En el webinar organizado por ICC España y ClimateTrade para lanzar la traducción española de los Principios ICC para la Fijación del Precio del Carbono esta semana, los ponentes insistieron en la importancia de un precio justo y unificado del carbono para ayudar a las organizaciones globales a adaptarse a la transición climática.

Según José Lindo, Cofundador y Director de Impacto en ClimateTrade, las tres palabras clave que deben ser consideradas para aplicar correctamente estos Principios son consenso, trazabilidad y transparencia. «Tecnologías DLT como ClimateTrade ordenan la complejidad de los distintos mercados y mecanismos, creando consenso, confianza, transparencia y conexión con las distintas jurisdicciones,” dijo.

La tecnología blockchain se basa en la gobernanza y el almacenamiento descentralizados, lo que la hace perfecta para la búsqueda de consenso. Ademas, todos los datos almacenados en blockchain son inmutables, lo que provee trazabilidad completa en todas las transacciones.

Un precio justo y ético

A nivel de transparencia, Lindo señaló que con la próxima implementación del mecanismo de ajuste de carbono en fronteras (CBAM por sus siglas en inglés) en Europa, se esperará que los países justifiquen cómo han fijado el precio de las emisiones locales de carbono.

“Estoy convencido que la UE y la Organización Mundial del Comercio llegarán a un acuerdo en el punto clave, crear un precio justo y ético que no perjudique ni a las empresas europeas ni a la generación de empleo digno en países en vías de desarrollo,» añadió.

Todos los ponentes estuvieron de acuerdo sobre el hecho de que CBAM, combinado con los Principios ICC para la Fijación del Precio del Carbono (presentados en inglés en la COP26 de Glasgow, y ahora traducidos al español), deberían armonizar los mecanismos de precio de carbono alrededor del mundo.

Internalizar las externalidades

José Luis Blasco, Global Sustainability Director en ACCIONA, noto que el precio del carbono es una herramienta necesaria para permitir a las empresas que internalicen la externalidad que es el cambio climático. Añadió que con la meta generalizada de llegar al Net Cero antes de 2050, solo quedan 28 años a las empresas para asegurarse de no quedarse obsoletas.

Sin embargo, según Blasco, el precio del carbono sólo empieza a acelerar la transición a partir de US$60 por tonelada; por debajo de este precio, el mecanismo no tiene impacto tangible. Mientras el precio actual del carbono está mucho más bajo que eso – por lo menos en el mercado voluntario – las empresas ya pueden incorporar un precio en la sombra de US$60 o más para internalizar la transición climática en su estrategia de negocio.

Los 10 Principios para la Fijación del Precio del Carbono

Aquí están los 10 Principios para la Fijación del Precio del Carbono desarrollados por la ICC: 

  1. Centrarse en la reducción de emisiones de GEI como meta principal, incluida la prevención de fugas de dichos gases 
  2. Crear un marco general confiable y predecible
    Fomentar la coherencia entre las políticas climáticas, energéticas, comerciales y fiscales 
  3. Crear un marco de transparencia claro y sólido 
  4. Mantener la accesibilidad y la asequibilidad de fuentes de energía bajas en carbono y limpias 
  5. Fomentar la vinculación internacional de los mecanismos de fijación del precio del carbono
  6. Reconocer que no existe un único mecanismo válido para todos los casos
  7. Asociar los mecanismos de fijación del precio del carbono a la inversión en la adaptación al cambio climático y la mitigación de sus efectos
  8. Garantizar la cooperación internacional para que exista una mayor coherencia a escala global
  9. Desarrollar mecanismos a través de consultas incluyentes y transparentes con las empresas y con otras partes interesadas clave

El documento completo está disponible en la página web de ICC España.