La Huella de Carbono como herramienta para luchar contra el cambio climático

La Huella de Carbono como herramienta para luchar contra el cambio climático

La Huella de Carbono como herramienta para luchar contra el cambio climático 150 150 Climatetrade

¿Qué es la huella de carbono?

La huella de carbono es la cantidad de emisiones, de gases de efecto invernadero (GEI), que produce el ser humano según su consumo y hábitos del día a día o al fabricar cualquier producto.

Básicamente es lo que contaminamos cada uno de nosotros y se puede medir en toneladas de CO2.

¿Qué relación hay entre la huella de carbono, el cambio climático y el calentamiento global?

Para entender el cambio climático y el calentamiento global, es necesario comenzar por definir el efecto invernadero.

El efecto invernadero es un fenómeno en el cual la radiación de calor de la superficie del planeta es absorbida por los gases de la atmósfera, y es emitida de nuevo en todas direcciones, resulta perjudicial para el planeta y para toda la vida en él.

Como el CO2 es el gas que más aumentó sus emisiones desde la revolución industrial, especialmente por la quema de combustibles fósiles provocada por la actividad humana, se produce el calentamiento global: un aumento en la temperatura de la atmósfera y de los océanos.

En cuanto al cambio climático, es el resultado de una serie de alteraciones climáticas. En otras palabras, es el resultado del calentamiento global y tiene múltiples consecuencias negativas en los sistemas físicos, biológicos y humanos, entre otros efectos.

Coger el coche para ir al trabajo o encender el aire acondicionado (si no usas energía 100% renovable) son solo algunas de las actividades cotidianas que generan emisiones de gases contaminantes en la atmósfera. Y estamos alcanzando niveles que en otras épocas trajeron consigo extinciones masivas. Según los científicos, vamos hacia la VI extinción masiva de especies y la denominación “cambio climático” pasó a denominarse “Crisis Climática“.

Por ejemplo, la acumulación de dióxido de carbono que provoca la acidificación de los océanos, afecta a la biodiversidad marina . Según los expertos de la Plataforma Intergubernamental de Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos (IPBES), un 33% de los arrecifes de coral y más de un tercio de mamíferos marinos están en peligro de extinción.

Asimismo, el aumento en el nivel del mar, debido al deshielo y reducción de masas gélidas amenazan las zonas costeras. 

Así de importante es conocer qué es exactamente la huella de carbono, y lo urgente que resulta reducirla y compensarla al máximo, empezando por cada uno de nosotros en nuestra vida y hábitos diarios.

El mundo necesita de pequeños gestos que lo pueden cambiar todo.

En los próximos artículos hablaremos de diversas acciones que podemos realizar en el día a día para reducir o compensar nuestra huella de carbono.