5 prioridades climáticas para 2023

climate change priorities 2023

Comienza un nuevo año y las expectativas de acción climática son altas. A medida que nuestra ventana para actuar se vuelve cada vez más pequeña, ¿cuáles deberían ser las principales prioridades climáticas en 2023?

ClimateTrade se enorgullece de estar a la vanguardia de la acción climática: publicamos regularmente información sobre las últimas tendencias y participamos en eventos globales que reúnen a los líderes climáticos del mundo. Como tal, hemos analizado los desarrollos climáticos del año pasado para predecir lo que debería suceder en 2023.

Alinear las metas corporativas con objetivos basados ​​en la ciencia

Más empresas que nunca (alrededor de un tercio, o el 34 %) han publicado objetivos oficiales de descarbonización para abordar el cambio climático. Algunos se centran en la neutralidad de carbono, otros en cero neto y otros van tan lejos como para convertirse en carbono negativo (absorbiendo más emisiones de las que emiten). Pero muy pocos de estos objetivos han sido auditados por terceros para determinar su viabilidad, y aún menos están alineados con la Iniciativa de objetivos basados ​​en la ciencia (Science-Based Targets Initiatives, SBTI), un estándar creado para garantizar que los objetivos corporativos realmente contribuyan a los objetivos del Acuerdo de París. Esto está llevando a algunos expertos a predecir que el 93% de las empresas con un objetivo climático declarado no podrán alcanzarlo. Hoy, 834 empresas en todo el mundo tienen objetivos alineados con SBTI. Aumentar este número debe ser una prioridad en 2023 si queremos garantizar la viabilidad de los objetivos climáticos y responsabilizar a las empresas por cumplir sus objetivos.

Finalizar el artículo 6 del Acuerdo de París

Desde que se firmó el Acuerdo de París en 2015, los gobiernos han estado trabajando para definir un nuevo marco para el comercio internacional de carbono dentro de su Artículo 6. En la COP26 en Glasgow, los negociadores se acordaron en ciertos puntos sobre cómo evitar la doble contabilidad (un crédito de carbono reclamado por tanto el país vendedor o anfitrión como el comprador), qué proyectos del Mecanismo de Desarrollo del Carbono (CDM) podrían transferirse al nuevo sistema, y ​​qué transacciones del Artículo 6 estarían gravadas.

Pero el año pasado, progresaron menos en la COP27, y en cambio adelantaron los plazos hasta la COP28. Ya que solo quedan dos años para que comiencen a emitirse créditos de carbono bajo este mecanismo, 2023 tiene que ser un año productivo para el Artículo 6, para formalizar el comercio internacional de reducciones de emisiones.

“Transparencia, justicia, consenso e interdependencia, estos son los pilares para la ejecución exitosa del artículo 6 del Acuerdo de París. Tengamos en cuenta que este es posiblemente el artículo más ambicioso para la acción climática, ya que logra involucrar al sector privado”, dijo José Lindo, Co-Fundador de ClimateTrade.

Un punto de inflexión para las energías renovables

Para cumplir los objetivos del Acuerdo de París y mantener el aumento de la temperatura global por debajo de 1,5 ºC, la inversión en energía debe alcanzar entre 40,2 y 114,4 trillones de dólares estadounidenses para 2050. Pero el equilibrio entre las tecnologías bajas en carbono y los combustibles fósiles debe cambiar. Según Bloomberg New Energy Finance, la proporción de inversión baja en carbono versus inversión en combustibles fósiles pasó de 0,5:1 entre 2011 y 2015 a 0,7:1 para 2016-2020 y, finalmente, 0,9:1 en 2022. A la fecha, las energías renovables y otras tecnologías energéticas bajas en carbono nunca han recibido el mismo nivel de inversión que los combustibles fósiles, a pesar de los ambiciosos objetivos globales que requieren una desinversión masiva de combustibles fósiles. BloombergNEF señala que para 2030, esta proporción debería alcanzar aproximadamente 4:1, «lo que significa que por cada dólar invertido en el suministro de energía de combustibles fósiles, cuatro se invertirían en el suministro de energía con bajas emisiones de carbono».

¿Qué pasaría si 2023 fuera el primer año en que la inversión en energía baja en carbono igualara la de los combustibles fósiles? Ya es hora de que alcancemos este punto de inflexión.

Protección de la biodiversidad y agricultura regenerativa

Una cosa ha quedado clara en los últimos años: la acción climática es más que solo carbono. El año pasado, la biodiversidad ocupó un lugar central en las conferencias climáticas y el mundo pareció darse cuenta de la importancia de proteger la naturaleza y toda su diversidad para mantener el equilibrio de nuestro planeta. ClimateTrade comercializó Créditos Voluntarios de Biodiversidad desarrollados por Terrasos, y la iniciativa fue reconocida por el Foro Económico Mundial y en los medios de comunicación.

En 2023, esperamos que este enfoque en la biodiversidad aumente y tome diferentes formas. Uno de ellos es la implementación de la agricultura regenerativa, un tipo de producción de alimentos que restaura la salud del suelo y protege los ecosistemas naturales. La Unión Europea está cada vez más centrada en este método (también llamado carbon farming), y nosotros en ClimateTrade estamos dedicados a hacerlo realidad: nos hemos asociado con Azolla Projects en el primer proyecto de carbon farming en España. Renovemos nuestro compromiso para el próximo año.

Desarrollo a gran escala de soluciones basadas en los océanos

Finalmente, nuestra lucha contra el cambio climático debe llevarnos a nuevos territorios, o más concretamente, a nuevos océanos. El carbono azul es la absorción de CO2 en los ecosistemas costeros, como las turberas y los manglares, y tiene un enorme potencial para ayudarnos a alcanzar nuestros objetivos climáticos. Según el WEF, la restauración de los ecosistemas costeros podría resultar en un retorno de 11 800 millones de USD en financiamiento de carbono y 380 millones de toneladas de secuestro de carbono para 2040. Pero es necesario ampliarlo. ClimateTrade está haciendo su parte para ayudar a desarrollar una mayor oferta de créditos de carbono azul: el pasado noviembre, lanzamos el Proyecto Albluefera con CE/R+S para almacenar carbono en el ecosistema de humedales de la Albufera, en la Comunidad Valenciana. Esperamos que se desarrollen más proyectos como este en el próximo año.

Subscribe to Newsletter​ ClimateTrade

Suscríbete a nuestra Newsletter​

La información más actualizada sobre el clima mundial en tu correo

Subscribing you accept our Privacy Policy.



    Suscribe

    La información más actualizada sobre el clima mundial en tu correo

    Entradas relacionadas

    carbon sequestration
    Impacto Climático

    ¿Qué es el secuestro de carbono?

    En la lucha contra el cambio climático, el secuestro de carbono es un concepto clave. Este artículo explica qué significa exactamente esta expresión y cuáles son los diferentes tipos de

    Ir a Arriba