En este artículo, ClimateTrade explica los desarrollos más relevantes de la COP27 para el mercado de carbono.

Dos intensas semanas de negociaciones llegaron a su fin el domingo, y el récord de 35.000 delegados de la COP27 ya se fueron de Sharm el-Sheikh. Es hora de digerir toda la información que surgió de la cumbre, y para nosotros en ClimateTrade, eso significa analizar los anuncios y desarrollos más relevantes para el mercado de carbono.

Leer más:

Avances en el Artículo 6

Si bien la COP26 fue vista como un momento fundamental para el Artículo 6, la COP27 fue una oportunidad para pulir algunos de los detalles más técnicos del funcionamiento de los mercados internacionales de carbono bajo el Acuerdo de París.

Para el Artículo 6.2, que rige el uso de los Resultados de Mitigación Transferidos Internacionalmente (Internationally Transferred Mitigation Outcomes o ITMO), el texto adoptado en la COP27 aclara las reglas sobre cómo rastrear los ITMO a través de un registro, qué deben incluir las revisiones de expertos de informes del Artículo 6 de cada país y cómo las partes deben informar el uso de ITMO para el logro de las Contribuciones Nacionalmente Determinadas (NDC).

El artículo 6.4, que rige la cooperación voluntaria entre países para lograr los objetivos del Acuerdo de París, no avanzó tanto como se esperaba, principalmente porque su Órgano de Supervisión se formó solo unos meses antes de la COP27 y solo tuvo tiempo de reunirse una vez antes de la conferencia. Sin embargo, el texto aprobado en Sharm el-Sheikh sí trae algunas aclaraciones sobre la transferencia de créditos desarrollada bajo el Clean Development Mechanism (CDM) al mecanismo del Artículo 6. También brinda más detalles sobre el tipo de reducción de emisiones donde se debe aplicar la parte de los ingresos (un impuesto sobre el comercio de créditos de carbono bajo el mecanismo del Artículo 6).

Los expertos del mercado de carbono, incluida la Asociación Internacional de Comercio de Emisiones (IETA) de la que es miembro ClimateTrade, creen que 2023 será un año mucho más productivo para trabajar para definir el funcionamiento del Artículo 6, y que los primeros créditos que se emitirán bajo este mecanismo deberían salir en 2025.

Fondo de Pérdidas y Daños

La COP de este año estuvo marcada por un acuerdo histórico: por primera vez, las partes acordaron establecer un Fondo para Pérdidas y Daños para ayudar a los países vulnerables a enfrentar las consecuencias del cambio climático. Esto se basa en la noción de que los países ricos y su rápido desarrollo industrial durante los últimos 200 años son altamente responsables de los problemas que afectan actualmente al clima, y ​​que los efectos del cambio climático los sienten más los países que contribuyen muy poco al calentamiento global.

La financiación de pérdidas y daños, también llamada reparación climática por algunos, ha sido defendida por países vulnerables en conferencias climáticas desde antes de que se firmara el Acuerdo de París, pero tomó más de una década, y eventos climáticos dramáticos como las inundaciones de Pakistán de este año, para ser agregado a la agenda oficial de la COP.

En la superficie, este tema puede no parecer relevante para los mercados de carbono, pero en ClimateTrade creemos que la creación del Fondo de Pérdidas y Daños tendrá un impacto positivo en la adopción del mercado de carbono. Algunos de los países en desarrollo que han estado luchando por la reparación climática también se han mostrado reacios a adoptar mecanismos de financiación del carbono, ya que han visto que el desarrollo del mercado del carbono resta valor al problema de las pérdidas y los daños. Por esa razón, es posible que hayan pospuesto las iniciativas de carbono para no debilitar su argumento a favor de la creación del fondo. Ahora que las partes acordaron establecer el Fondo de Pérdidas y Daños, es probable que estos países se sientan más cómodos participando en el mercado de carbono como una vía adicional para el financiamiento climático, en lugar de como una vía para reemplazarlo. Esto podría resultar en una mayor oferta de créditos de carbono y una mejor participación global en el mercado de carbono.

Por supuesto, el anuncio del Fondo para Pérdidas y Daños de la COP27 fue solo un resumen: ClimateTrade observará de cerca los desarrollos para detectar cualquier impacto adicional que el fondo, sus reglas o su funcionamiento puedan tener en el mercado de carbono.

Iniciativa Africana de Mercados de Carbono

Otra gran noticia del mercado del carbono anunciada en la COP27 fue el lanzamiento de la Iniciativa del Mercado Africano del Carbono (African Carbon Market Initiative o ACMI), cuyo objetivo es producir 300 millones de créditos de carbono al año en todo el continente para 2030 y 1.500 millones de créditos al año para 2050. El objetivo de la iniciativa es desbloquear más financiamiento para la transición energética de África, específicamente, US $ 6 mil millones para 2030 y US $ 120 mil millones para 2050, mientras que se apoya más de 110 millones de empleos para 2050.

Varias naciones africanas, incluidas Kenia, Malawi, Gabón, Nigeria y Togo, se unieron al evento de lanzamiento de ACMI, que cuenta con el apoyo de financistas como Exchange Trading Group, Nando’s y Standard Chartered.

Acelerador de transición energética

El enviado climático de EE. UU., John Kerry, fue noticia al principio de la cumbre al anunciar el Acelerador de transición energética (ETA), una iniciativa público-privada para financiar proyectos de energía renovable a través de compensaciones de carbono, con el propósito de acelerar la transición de energía limpia en los países en desarrollo. Se esperan más detalles en los próximos meses.

Primer comercio ITMO entre Suiza y Ghana

Si bien el Artículo 6 aún debe finalizarse por completo, Suiza y Ghana han completado la primera venta voluntaria de ITMO en virtud del Artículo 6.2. Con esta transacción, el cultivo sostenible de arroz en Ghana ayudará a Suiza a reducir sus emisiones nacionales, al tiempo que brindará a los agricultores ghaneses un flujo de ingresos adicional. El comercio muestra que los países no necesitan esperar a que finalicen las negociaciones de la COP para actuar en colaboración sobre el clima.